Quizás sin querer la Kiev Motorcycle Factory se convirtió en un verdadero ejercicio de cómo encuadrar una macro factoría dentro de una gran ciudad.

 

Así los destinos de la ciudad de Kiev y de la KMZ corrieron juntos desde principios de los años 50 hasta el año 2001, año en el que cesó la producción de KMZ.

 

Desde los años 50 la factoría fue creciendo alcanzando unas dimensiones que podrían tildarse de inmensas.

 

A partir de los años 90 la producción comenzó a descender. Al igual que en la factoría de Irbit, la mayor parte de las naves dejó de utilizarse, siendo algunas abandonadas, otras reacondicionadas y utilizadas con otros propósitos.

 

Actualmente las motocicletas Dnepr siguen existiendo en el mercado, bien como máquinas restauradas, bien como "kit de piezas" obtenidos de los excedentes de producción que se han mantenido al cierre de la factoría.

 

Entrada principal factoría KMZ